“EL MÉXICO QUE IRREMEDIABLEMENTE SE FUÉ”.

Aunque la tecnología ha envuelto y subyugado prácticamente cada uno de los rincones de la tierra donde exista un asentamiento humano -Con marcadas excepciones por supuesto-, los sistemas y algunos métodos tradicionales y ancestrales de trabajo siguen perdurando.

Sin duda alguna, las técnicas de transporte de insumos para la producción y detonamiento del sector del agro, son las que más se han visto revolucionada; gracias a las nuevas herramientas tecnológicas, que proveen al ser humano de mayor eficacia y rapidéz para acceder a sus tierras de cultivo y otras actividades propias del campo.

En algunos lugares, aún se puede ver con nostalgia, a los campesinos productores, utilizando las bestias mulares, caballares y vacunas, tanto para llevar algún implemento, así como para transportarse, -Dejando de lado las contaminantes, pero más rápidas-, máquinas automotrices, que paulatinamente hacen a un lado la fuerza e inteligencia humana.