LOS SERES VIVIENTES MÁS VALIOSO DEL PLANETA “LAS ABEJAS”, POR FÍN SON RESCATADOS, PROTEGIDOS Y REUBICADOS EN SU HÁBITAT NATURAL.

ANTE LA PRESENCIA DE UN ENJAMBRE O COLMENA DE ÉSTOS HIMENÓPTEROS, PROTECCIÓN CIVIL RECOMIENDA, ALEJARSE Y REPORTARLO DE INMEDIATO A LAS AUTORIDADES.

ALGUNOS DE LOS FACTORES QUE PUEDEN CONDICIONAR LA AGRESIVIDAD DE LAS ABEJAS:

Ruido excesivo, olor fuerte, golpes, colores vivos o muy fuertes, entre otros.

Apatzingán, Mich. Agosto del año 2019. En dos acciones conjuntas, personas profesionales -Apicultores- en la captura, manejo, traslado, cuidados y reintegración a su hábitat natural, del insecto más valioso del planeta tierra “Las Abejas”; se dieron cita en la tenencia de Antúnez del municipio Paracuarense y, en esta ciudad, para remover y reubicar dos enjambres.

Aunque aún no existen campañas gubernamentales de concientización permanentes de protección de estos seres vivos -Máximos polinizadores del planeta tierra- dirigidas a los ciudadanos; las corporaciones de auxilios y socorros, empiezan a hacer consciencia de la imperiosa necesidad de proteger a toda costa este ser viviente, que en su búsqueda de agua, néctar, sombra y descanso, “Invaden” -Por así decirlo, pues los verdaderos invasores son los seres humanos- territorio urbano, en donde se han registrado algunos ataques a personas y animales.

El heroico cuerpo de bomberos de Apatzingán, al carecer del equipo adecuado y la certificación para el manejo de estos especímenes, en otrora tiempo, cuando se reportaba un enjambre; el método que se usaba para proteger a la ciudadanía, era la aniquilación total de las abejas, con agua y químicos como el jabón o fumigante, el cual, se aplicaba directamente o en chorros con la máquina de bomberos, provocando con su muerte, un catastrófico daño al medio ambiente.

Sin embargo, gracias a la tecnología, las investigaciones científicas y a los efectos que causa el exterminio de este insecto -Sin el cual, se asegura por parte de los eruditos en el tema, que solo se vivirían 15 años a partir de su desaparición-; tanto las personas, corporaciones gubernamentales de atención y auxilio ciudadano y dependencias protectoras del medio ambiente, se ha logrado un avance sustancioso, para preservar este himenóptero “Patrimonio de la humanidad”, el que reclama sus territorios para seguir brindando vida y fé para el planeta.