En Colombia, decomisan casi media tonelada de cocaína oculta en aguacates.

Para hacer llegar la cocaína a otras partes del mundo, los carteles de narcotraficantes han implementado muchos mecanismos para transportarla y que pueda pasar desapercibida cuando se encuentren puntos de revisión, por ejemplo: oculta en instrumentos musicales, imágenes religiosas, neumáticos y hasta en aguacates. Sí, en aguacates. Eso es lo que ocurrió recientemente en Colombia.

Autoridades de la jefatura de Antinarcóticos de la Policía Metropolitana del departamento de Santa Marta dieron un duro golpe a las organizaciones criminales de tráfico de dogas: decomisaron 468 kilos de cocaína oculta en cajas de aguacate que tendría como destino la ciudad de Bélgica.

A través de redes sociales circula este video, en el que se muestra cómo policías extraen desde el interior de un supuesto “hueso de aguacate” la cocaína que estaba empaquetada en plástico.

De acuerdo con fuentes policiales de Colombia, ésta sería la segunda incautación de droga en lo que va del año 2020.

Tras un trabajo de investigación, especialistas antidrogas se dieron cita en bodegas de una recocida empresa productora de aguacates y fue donde encontraron los cargamentos en lo que se ocultaba la cocaína.

El grupo de Inteligencia Antinarcóticos y la DEA realizan operaciones especiales contra el narcotráfico en sectores a la vía Parque Isla de Salamanca y pueblos palafíticos de la Ciénaga Grande de Santa Marta para evitar que se utilicen esos sectores como un nuevo corredor para la extracción de cocaína, informó la fuerza pública del Magdalena.