EL “AVIÓN PRESIDENCIAL” SINÓNIMO DE LA MÁS ALTA CORRUPCIÓN QUE SUFRÍA MÉXICO.

En la conferencia del Presidente tuvo de fondo el Avión Presidencial para dimensionar el tamaño de la corrupción y el desinterés de gobiernos pasados por la gente.

Es un símbolo de una clase política que vivía con lujos en un país pobre al costar casi 7 mil millones de pesos. Su compra fue un exceso, un acto de prepotencia y un insulto al pueblo de México.

“El poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás, no lo da un avión lujoso”: presidente Andrés Manuel López Obrador.