EL GREMIO SINDICAL-EDUCATIVO, EN TOTAL INDEFENSIÓN POR PARTE DE LOS LEGISLADORES MICHOACANOS.

“Por ahora, los representantes de los Michoacanos en las cámaras alta y baja, se dedican a sus asuntos, querellas políticas y convicciones personales, dejando de lado las problemáticas de quienes los eligieron para protegerlos”.

Michoacán De Ocampo México. Miércoles 2 de Septiembre del año 2020. Con un sistema administrativo y financiero colapsado en el Estado Michoacano por múltiples factores, el gremio sindical trabajador del sector educativo no es la excepción, para indolencia de quienes en sus puestos, cargos e investiduras, deberían pugnar por el bienestar de toda la sociedad.

Desde hace unos días, los agremiados de los diversos sindicatos en el Estado, se han manifestado pacíficamente para demandar los pagos de sus haberes, bonos, primas, retroactivos y otras prestaciones que el gobierno Silvanísta les niega, pese a que con ellos, se comete un quebranto y violación de los acuerdos y compromisos del contrato de trabajo colectivo.

Viéndolo por el lado de la política, los trabajadores de la educación se encuentran en total indefensión por parte de sus representantes en el Congreso de la Unión -Tanto en la cámara alta como baja-; pues si bien, Michoacán cuenta con Diputados Federales -Profesor Francisco Javier Huacús Esquivel-, Locales -Maestro Sandra Lúz Valencia Álvarez y Licenciado Ángel Custodio Virrueta García-, Senadores -Licenciado Cristóbal Arias Solís y Antonio García Conejo- entre otros muchos Legisladores; éstos, poco o nada han hecho o hacen por ayudar a este gremio flagelado por la administración caótica y del chiflidito burlesco de Aureoles Conejo.

Contrario a lo que fueron elegidos por la ciudadanía -Diputados y Senadores-, sólo miran su presente y futuro político, enfrascándose en denostar al Gobierno Federal, exigiéndo resultados inmediatos a sus remedos, intansigentes e inocuas peticiones; dejando de lado, el sentir y la problemática del pueblo, -Entre ellos los trabajadores de la educación- que demandan urgentemente un interlocutor -Máxime que fuera el Senador García Conejo, medio hermano del Gobernador Aureoles Conejo- para que el Estado les solucione los adeudos atrasados por años.