EL DIPUTADO FEDERAL CARLOS TORRES PIÑA, PERDIÓ POLÍTICA Y SOCIALMENTE, MÁS DE LO QUE GANÓ POR VOTAR EN FAVOR DEL PRI.

Michoacán De Ocampo, México. Septiembre del año 2020. Aunque funcionarios públicos de la Federación muy cercanos al Presidente de México, el Licenciado Andrés Manuel López Obrador, explicaron a detalle el motivo del “Voto Diferido en favor del PRI” por parte de los Diputados Morenístas, pare el caso de la selección de la Mesa Directiva del Congreso, la pregunta sigue siendo que ganaron y perdieron con esta acción.

En el caso del ex militante Perredísta Carlos Torres Piña, quien también “Suspira por la candidatura al solio de Ocampo”; primero, no se niega que se puede justificar señalando que fue un voto “A favor de la democracia y apegado a la ley”, sin embargo, ante los ojos de la sociedad y de los Morenístas, su acto fue un mensaje subliminal de “Traición” al pueblo y al partido que lo cobijó para estar en el Congreso.

Viéndolo desde el cristal político, Torres Piña, se beneficia sobremanera al haber votado por el “Tricolor”, pues así, en la venidera y posible encuesta ciudadana para determinar candidato a Gobernador, al Legislador, el PRI le deberá un favor, que sin duda alguna, se lo tendrá que pagar poniendo a disposición las “Granjas de Bots”, para meter mano e infiltrarse en la selección interna del partido “Guinda”, para votar por él.

A visión y óptica particular, Torres Piña perdió política y socialmente más de lo que ganó al ponerse de lado del PRI, pues con su tendencioso voto, empañó su figura, dejando en entredicho su lealtad partidísta y social, cosa que se vaticina, no se le perdonará en sus futuras aspiraciones para otros cargos.