“MEXIRAPIÑA”: EL AUTOROBO NACIONAL.

QUE POR DÉCADAS DE GOBIERNO, HAN DEJADO DESFALCO NACIONAL, ENRIQUECIMIENTO ILEGAL Y MUERTE DE MILES DE FAMILIAS.

Ciudad De México, D.F. Sábado 19 de Enero del año 2019. Con el recuento de los daños, de lo que dejó un episodio más de la “Mexirapiña” por toda la nación, el punto álgido y mortal, se centró en el poblado de Tlahuelilpan, Hidalgo; en donde “Ciudadanos”, aprovechando la ocasión, de la fuga de combustible en un ducto, sin preveer, ni mediar consecuencia alguna, optaron por “Asumir los riesgos” de empaparse -Para obtener unos cuantos litros- de material altamente flamable, explosivo y tóxico, que por la tarde-noche, culminó en una gran tragedia.

Incluso, se pueden visualizar videos en internet, en donde los denominados “Huachicoleros”, se autograban con sus celulares diciendo a manera de reto “Aquí estamos putos, para que no les cuenten” refiriéndose claramente a la presencia de autoridades del fuero militar; las cuales, buscaban por todas las vías, retirar y apercibir a las personas, de los riesgos que implicaba el exponerse directamente a los fluídos de combustible, que amenazaba a cada momento con hacer explosión, acción que no tardó en suceder y, que cobró la vida de casi un centenar de personas, con otras tantas más lesionadas y marcadas de por vida.

Por su parte, el gobierno de la República Mexicana, a través del mandatario Andrés Manuel López Obrador, las fuerzas militares y la Procuraduría General de Justicia de la República, dieron a conocer que, “Pese a este lamentable y catastrófico hecho que enluta a centenas de familias”, la defensa de los bienes de la nación, continuará, hasta lograr, primero, concientizar a la población, del deterioro que se causa al patrimonio de los Mexicanos, al ser copartícipes directos o indirectos de las acciones de rapiña, hurto y daño de los energéticos, así como de la infraestructura para sustraerlos, procesarlos y canalizarlos, hacia la población demandante.

Por otra parte se precisó, que se investigará a fondo, de forma expedita, profesional y con toda la tecnología disponible, con el compromiso por parte del gobierno federal, de dar a conocer de primera voz a los connacionales, los resultados obtenidos, en aras de conformar los expedientes de investigación para fincar responsabilidades y de inmediato, formular y emitir las órdenes de aprehensión, para dar con el paradero y castigar a los culpables de estos hechos delictivos en detrimento de las familias y la nación.

Hasta el momento, los agentes periciales de la PGJE, empiezan la cuidadosa tarea de recuperar vestigios y los restos calcinados de las personas que perecieron en el lugar de la explosión del ducto de combustible de Petróleos Mexicanos PEMEX, que servirán de pruebas, para determinar las causas reales de esta tragedia; asimismo, los mandos militares, constituyeron casi medio millar de elementos castrenses, para resguardar la zona, mientras se llevan a cabo estas indagatorias, que tienen el objetivo de conocer con exactitud la magnitud de este evento mortal.