LOS GRANDES BENEFICIOS DE LA CONSERVACIÓN DE LAS ESPECIES CONÍFERAS. “UN LLAMADO A LA CONSCIENCIA HUMANA”.

Tal parece, que el mal autodenominado “Homo Sapiens”, continúa sin entender ni un ápice, de la importancia del cuidado de las zonas boscosas de todo tipo de especies arbóreas, las cuales, siguen siendo devastadas a diestra y siniestra a causa del “Cambio de uso del suelo”.

Las pruebas están y se sienten fehacientes a -Flor de piel- con el extremoso calor que se percibe en el entorno en los tiempos actuales, todo esto, derivado de la indiscriminada tala y quema de árboles coníferas, con la finalidad de sembrar el famoso “Oro verde”, denominado en últimas fechas así, al cultivo del aguacate, el cual, al contrario de otros árboles, necesita grandes cantidades de agua para la fotosíntesis y producción.

Una de las actividades económicas -Empoderada hace 3 y 4 decadas-, ahora empieza a desaparecer paulatinamente y, con ello, una fuente de fortalecimiento de la economía familiar; nos referimos a la recolección de la resina, cuyos usos, son muy variados para la producción de barnices, adhesivos, cosméticos, entre otros productos, que tienen gran demanda en el mercado.

Sin embargo, con la desaparición paulatina de los bosques -Pinos-, los pocos resineros que quedaban, han optado por incursionar en otras actividades para su manutención familiar; pues en primer lugar, la materia prima -Los árboles-, son cada vez más escasos y, por otra parte, la industria ha optado por utilizar materiales sintéticos en lugar de la resina natural.

La nesciencia, la avaricia y el hambre de bienes materiales del ser humano, está llevando a este planeta al irremediable exterminio -De no tomar acciones protectoras a tiempo-; ya que se está terminando con las especies coníferas, que son las mejores filtradoras hacia el subsuelo, las aguas de las precipitaciones pluviales, gracias a su sistema de raíces profundas y follaje protector, que impide sobremanera la erosión del suelo.

Las especies coníferas en todas sus variedades, son denominadas también -Las máquinas productoras de agua-, por sus extraordinarias procesos primordiales de evaporación del agua, para posteriormente, expulsarla hacia la atmósfera, lo cual, es parte de los ciclos del agua, vitales para cada uno de los seres vivientes del planeta.