CADA VEZ MÁS PERSONAS, SE UNEN A LAS CAUSAS PRO HUMANÍSTAS EN APATZINGÁN.

“Tal es el caso del polifacético réferi profesional de lucha libre -El Chiquilín-, quien ha logrado fusionar esfuerzos con un grupo de atletas del pancracio, en aras de aterrizar un proyecto encaminado a realizar y llevar acabo labor social”.Apatzingán, Mich. Diciembre del año 2019. Para cerrar con broche de oro el presente año, en esta ciudad, son muchas las personas las que se preocupan por ser parte del saneamiento y la reestructuración de los tejidos sociales; entre ellos, hablamos del carismático personaje “El Chiquilín”, conocido así en el argot del deporte de la “Lucha Libre”, quien contempla y delimita un gran proyecto humanísta.En su trayectoria profesional, además de ser un gran promotor deportivo, el Licenciado José Mauricio Magadán Ramírez, se ha dado a conocer por la excelente labor realizada -Por supuesto en compañía y colaboración del equipo de trabajo- en el interior del complejo multifamiliar, la unidad deportiva, ex presidente de México -ALM-, en donde a través de la buena administración, se cuenta con un espacio seguro, limpio, ordenado y abastecido de las herramientas para desarrollar una actividad saludable.El polifacético “Chiquilín”, ha logrado amalgamar un sólido equipo de atletas del deporte de “Las llaves y los costalazos”, nativos y foráneos, con los cuales, han fusionado ideas, las cuales, están encaminadas a hacer y llevar labor social hasta todos los rincones del municipio del “Lugar de comadrejas” y otros lugares de la tierra caliente, cuando existan los espacios, recursos y argumentos para hacerlo.Personas de esta categoría e idiosincrasia humanitaria, son las que se necesitan para impulsar y apoyar los rubros sociales más vulnerables y desprotegidos; en este entendido, es que se aplauden estas acciones pro humanitarias, las que sin duda alguna, serán vistas y bienvenidas por la sociedad Apatzinguense.