LOS PARTIDOS POLÍTICOS Y LAS DISYUNTIVAS DE “PROYECTAR O NO” A SUS ABANDERADOS PARA LOS SIGUIENTES COMICIOS.

Apatzingán, Mich. Septiembre del año 2019. Ardua labor, le espera a Juan Bernardo Corona, dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática -PRD-, para lograr “Soldar” las fisuras al interior del -Sol Azteca-, por donde se escapan diariamente las esperanzas -En forma de militantes y simpatizantes- de mantener el poder del solium Michoacano, como lo demandó el gobernador, el Ingeniero Silvano Aureoles Conejo.

Sin ser tiempo de “Destapes” de figuras, en busca de la gubernatura de la 16va. Entidad federativa, es innegable que Corona Martínez, fue puesto en la “Antesala”, de una candidatura o puesto de poder legislativo; sin que sea una mala estrategia, ya que todas las agrupaciones políticas, lo hacen “Sin querer queriendo”, para ir posicionando a sus abanderados.

“Entre el bien y el mal”: Cada célula política tiene su estrategia de proyección -En tiempos, formas y medios masivos de comunicación-, de quienes serán sus candidatos a diferentes puestos gubernamentales.

Y para el caso del -PRD-, crear las suspicacias de si -Corona Martínez- podría ser el “Idóneo”, ya pueden empezar a medir el nivel de aceptación, en las reacciones facebookeras, -Cuando se hacen “Ruidos en la red- con las trilladas palabras de “No se descarta”, en donde el ex funcionario público y la entidad a su cargo, reciben opiniones adversas.

Para finalizar, otros partidos más mesurado en sus tiempos, podrán capitalizar los bemoles y abruptos, al analizar concienzudamente los alcances de sus oponentes; y que en el caso del -Sol Azteca-, se dice en redes sociales, que podría ser una candidatura “Simbólica”.

Usted estimado lector tiene la mejor y última palabra.